unnamed

Los cambios de paradigma que se están presentando en el ser humano están haciendo posible que se tenga una visión más Holista y completa de la experiencia humana.


Esta visión está también apoyada en los descubrimientos y avances de la ciencia moderna, en específico de la física cuántica.


Este nuevo modelo tiene una visión de un universo maravilloso, caracterizado por ser inseparablemente uno y completamente interpenetrante, un universo que existe en un estado de pura potencialidad. Es decir, donde todo, absolutamente todo es posible.


La física cuántica y la mecánica cuántica no son más que la manera en la cual los científicos han logrado observar, validar y comprobar en forma física y tangible de una manera matemáticamente comprobable lo mismo que los textos y Maestros espirituales han dicho y enseñado por miles de años.


Pero ahora le daremos una explicación desde un ángulo estrictamente científico y aplicado al ámbito humano.
Dichas explicaciones nos permiten hablar de la curación cuántica.  Este tipo de curación es, esencialmente una curación espiritual, realizada por el pensamiento, el cual es atributo del alma.


Entonces, este tipo de sanción viene siendo estudiada bajo un prisma científico, a la luz de los conocimientos actuales, que identifican un punto de encuentro entre la ciencia y la realidad el alma, a través del pensamiento.


Explicando en específico el salto cuántico, en el ámbito humano, solo se puede dar cuando se completa un paquete de información.


Al igual que la luz viaja en “paquetes”, los saltos cuánticos para ser completados es necesario completar un paquete, de otra manera el salto no se podrá realizar.


Este paquete se compone de tres aspectos fundamentales:


1) Aceptar, reflexionar y reaccionar.


Aceptar lo que sucede, sea lo que sea, sin cuestionarlo, sin renegar, sin quejarse… aceptar implica recibir voluntariamente algo que se nos da.


Aunque para aceptar es necesario recibir una información diferente, algo que te sucede en tu vida y claramente se ve que no entiendes por qué te pasa.


2) Reflexionar es dar y recibir, es mandar luz a un punto para poder ver que hay en ese punto y poder entonces recibir de ahí lo que se nos tenga que dar. Si no tienes conocimiento sobre algo, ¿cómo esperas reflexionar?


3)  Y por último reaccionar, actuar en consecuencia, cambiar la forma de actuar, de sentir, de pensar.


Me parece que es fácil hablar de dar un salto cuántico, lo que no me parece tan fácil es en realidad darlo, ¿cuántas veces has cumplido el paquete para que el salto se dé?


Una vez que se ha dado el salto cuántico, tus acciones y palabras se vuelven más  coherentes, aumenta la consciencia, puede mejorar tu sentido del humor, es fácil manifestar tus intenciones.


Un salto cuántico se presenta cuando un consultante, cuya vida ha sido por mucho tiempo atrapada por un concepto o un recuerdo traumático, de repente reconoce la verdad que se encuentra detrás de un problema o un recuerdo traumático, un problema de salud o de relación.


En un instante de claridad intensa se da una asombrosa transformación física y emocional. El efecto se siente en todo su sistema, afecta a cada una de las células del cuerpo. Repentinamente el futuro es mucho más brillante porque quedan resueltas patrones limitantes y heridas traumáticas.

Ir a mi Website